Shop More Submit  Join Login
×

:icondatavoltus: More from datavoltus




Details

Submitted on
December 2, 2009
File Size
12.7 KB
Mature Content
Yes
Link
Thumb

Stats

Views
96
Favourites
0
Comments
0

License

Creative Commons License
Some rights reserved. This work is licensed under a
Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 License.
×
Mature Content Filter is On. The Artist has chosen to restrict viewing to deviants 18 and older.
(Contains: nudity, sexual themes and ideologically sensitive material)


Escape

Toa Gaaki despertó de su sueño, otra ilusión causada por Teridax, quien ay la tenia harta, los últimos días había hecho estas ilusiones, jugando con ella y con otras Toa en la ciudad, pero Gaaki no podía hacer nada para evitarlo, a cada rato, pensaba estar atrapada en otra ilusión.

Desde el momento en que Teridax les había hecho creer a ella y al resto de sus compañeros, los Toa Hagah, que se habían deshecho del Makuta de Metru Nui, Gaaki aprovecho el tiempo para divertirse un poco con algunos objetos que había adquirido de Xia.

Gaaki no se dio cuenta de que estaba en medio de una ilusión solo hasta que habían pasado unos días, después de que había hecho cosas tan vergonzosas en publico y que permitió que todo a su alrededor se desmoronara en pedazos.

Aquella humillación debía de pagarla Teridax, pero el Makuta ya había tomado el control del Universo, manipulando a todos a su alrededor y moviendo los hilos de tal forma que llego a su objetivo, no le vasto ser derrotado por Iruini y Norik, o ser vencido por un grupo de Toa Novatos, ni mucho menos, que los Toa Mata y Takanuva le aplastara bajo una puerta de varias toneladas.

No, Teridax era increíblemente perseverante, disfrutaba haciendo sufrir a los habitantes de su universo, forzándolos a trabajar para mantenerle vivo, así que no dudo en tomar el control de las situaciones atacando las mentes de algunos héroes para evitar que organizaran rebeliones.

Eso de la toma de control de mentes era lo que Teridax le reservaba de manera especial a las Toa de Agua que conocía, era sencillo ubicarlas, pues todas estaban en Metru Nui en ese momento, indispuestas pero obligadas a ser de Makuta.

Gaaki ya se había hartado de despertar de aquellas ilusiones con la entrepierna completamente empapada, si, eran ilusiones muy seductoras, seguramente Teridax se mofaba de lo fácil que las hembras Toa caían ante las ilusiones del nuevo amo del universo.

... ¿Pero como puedo escapar de aquí para no volver a caer contra sus ilusiones?, creo que debo intentarlo a toda costa, o jamás estaré lo suficientemente preparada para escapar de este universo, ¿Pero que estoy pensando?, no soy la única con problemas, todo un universo ahora le pertenece a Makuta, oh no, no puedo simplemente irme, todos en Metru Nui esperan que yo y los demás Toa los Salvemos, no puedo darme el lujo de irme ...

... ¿Y por que no? ...

- ¡Makuta! – Exclamo Gaaki.

... Exacto, pero mi pregunta es, ¿Por qué no te vas, vives una vida en paz y dejas que estos Matoran hagan su trabajo? ...

- No Makuta, no lo are, todos sabemos que ellos no deben trabajar para ti, por el contrario, deben de trabajar por Mata Nui, a quien tu desterraste – Comento Gaaki.

... Por supuesto, y sobre todo que el esta aquí para defenderlos, como lo estuvo en el momento en que ustedes descubrieron mi plan, como lo estuvo cuando Roodaka los convirtió en Rahaga, como lo estuvo antes de caer dormido ante mi poder, por favor, Gaaki, nosotros dos y mas seres en este universo saben que el nunca debió ser un líder, nunca hizo nada por su universo cuando estuvo en crisis ...

- Y entonces ¿Qué ofreces? – Contesto Gaaki rápidamente – ¿No volver a mecerte en mi mente ni en la de ningún ser mas para humillarlo?, ¿Dejarnos en paz? -.

... No volveré a entrar en tu mente en cuanto pongas un pie fuera de la ciudad, antes de ello, cualquier Toa como tu, que me pueda entretener, será obligada a ser mi esclava en mi mundo de ilusiones, así que tu eliges ...

- Acepto – Contesto Gaaki.

... Bien, ya vete, mi perversa Toa ...

Gaaki corrió en dirección a la costa, sabia que su salida de la ciudad y aquella promesa eran una oportunidad, por lo que trato de mantener su mente en blanco, no quería adelantarle al Makuta ninguna clase de plan en su contra, seguramente Makuta estaba seguro de que Gaaki no seria un peligro, por lo que dejarla ir no importaría.

Cuando Gaaki corría hacia la costa, noto en la distancia un par de Matoran huyendo de Rahkshy, por lo que no pudo evitar lanzar un ataque de agua hacia los monstruosos hijos de Makuta, derribándolos, posteriormente los deshabilito, ya no era difícil para Gaaki deshacerse de un par de Rahkshy, pero Gaaki entonces espero, nada paso.

... Extraño, ataque a sus Rahkshi para proteger a estos Matoran y no me ha hecho nada, bien, eso es bueno, por lo menos espero que... ...

Gaaki fue jalada por otro chorro de agua en dirección a la cercana costa, después, quedando bajo las aguas del mar de Protodermis, después, la Toa de Agua se encontró con una Toa que ya había conocido apenas semanas antes de todo este caos y que ya había visto muy seguido últimamente, Toa Hahli.

La Toa Mahri de agua se desplazo hacia Gaaki, alejándola lo mas posible de la ciudad, para después llegar  a una de las estructuras cerca de la gran barrera, donde ambas Toa se refugiaron de los Rahkshy.

- Toa Gaaki – Hablo Hahli con respeto -  ¿Hablo con Makuta Teridax? -.

- Si, me ofreció que... – Comento Gaaki.

- Bien, ahora entiendo, a mi también – Comento Hahli interrumpiendo a Gaaki – Ahora, larguémonos de aquí y busquemos otras soluciones -.

- Si – Respondio Gaaki.

Ambas Toa nadaron, llegando a un punto de la gran barrera donde pensaron estarían a salvo, ningún Exo Toa o Rahkshy a la vista aseguraba lo contrario, así que ambas Toa se pusieron cómodas y empezaron a hablar.

- Gaaki, necesito ayuda – Comento la Toa de Agua.

- Lo se, hermana, todos la necesitamos – Comento Gaaki preocupada.

- No, es ese deseo, ese sentimiento salvaje que siempre despierta Makuta en nosotros cuando nos mete en su humillantes ilusiones – Comento la Toa Mahri de Agua – Ya no puedo contenerlo, pensé que si salía de Metru Nui acabaría con el, pero ya no he podido deshacerme de el -.

- Ahora que lo dices, yo tampoco, pero aun nos quedan nuestras fuerzas – Comento Gaaki.

Algo en el olfato de Hahli detecto que Gaaki ya estaba escurriendo, liberando feromonas y demasiado excitada de solo estar con Hahli, quien había sido su amante dentro de las ilusiones de Teridax, lo único en lo que ambas confiaban, es que sus fuerzas de voluntades y las ataduras de sus armaduras fueran mas fuertes que aquel deseo.

Gaaki entonces se levanto, ya no podía resistir mas, por lo que de inmediato se despojo de la armadura de la entrepierna y se comenzó a masturbar ante la sorprendida mirada de Hahli, quien no sabia como contenerse ya ante eso.

- ¡Gaaki! – Grito Hahli sorprendida.

- No me importa... solo se que creo que... si nos dejamos llevar una vez mas... tal vez se acabe el efecto – Comento Gaaki – Debe de haberse cargado mientras aun permanecíamos en Metru Nui -.

Gaaki abrió las piernas y se recostó sobre la pared de una cueva, entonces Hahli se acerco a ella, ese deseo salvaje de tocarse, de amarse, de hacerse sentir placer había despertado nuevamente, eso era seguro, y ahora ya nada podría detenerlo, por lo que la Toa Mahri de agua se despojo de su mascara, dejando ver su ruborizado rostro ante la Perversa Toa Hagah de Agua.

Hahli se despojo de su armadura y no chisto mas en acercarse a Gaaki, quien interrumpió su juego para hacer lo mismo que Hahli, por lo que cuando ambas quedaron completamente desnudas, acercaron sus hermosos cuerpos y empezaron a frotarlos el uno contra el otro.

- Oh... Gaaki, ho – Gemia Hahli.

Gaaki continuaba haciéndolo con Hahli, se repetía miles de veces a si misma que no se trataba de su propio placer, sino de curar ese mal que Makuta les había implantado, pero no se lo creía, y estaba segura de que Hahli tampoco, Gaaki se miraba a trabes de los ojos de Hahli como si fuese una incorregible y sucia criatura, incapaz de ser nombrada con el titulo de Toa jamás,

Aun así, estaba segura de que Hahli pensaba lo mismo de si misma, razón por la cual no se atrevía a decirle lo que se merecía por caer tan bajo, aun así, ambas Toa se dieron un largo beso mientras sus cuerpos se tocaban, entonces, algo repentino e inesperado viajo, la escena donde se encontraban cambio de manera drástica, ya no se encontraban en la gran barrera, sino que ahora estaban en un completamente lleno coliseo de Metru Nui.

Si, las Toa se espantaron, pero a diferencia de cualquiera que deseara desaparecer para siempre de la mirada atónita de los Matoran, los Turaga capturados en el balcón del coliseo, siendo acompañados por el nuevo Turaga, Ahkmou, todos viendo, todos lo que confiaban en las Toa ahora miraban con asco a las dos Toa que se regocijaban tocando sus cuerpos frente a ellos y que no se detenían.

Entonces, Gaaki, quien estaba una mas excitada tomo uno de los senos de Gali y empezó a lamerlo, así mismo, Hahli comenzó a gemir, era bastante perverso, pero algo no la hacia detenerse, ya no le importaba nada, ni siquiera todos aquellos Matoran que ahora le veían con morbo y repudio.

Hahli entonces noto como todo desaparecía, ya no tenia miedo, ya nada peor podía suceder, pero aun así, la aparición de las dos Toa en una habitación en un edificio de Ga-Metru, en privado le dio mucho mas placer que ser vista por miles de ojos, fue entonces que no noto que Gaaki había dejado de lamer sus pezones para lamer su vagina.

Hahli sintió como su vagina era rozada por la húmeda vagina de la Toa de Agua llamada Gaaki, era perversa la idea, pero ahora no ponía atención a la escena del coliseo, donde volvía a reaparecer, la ultima vez, había llegado al orgasmo y la escena ilusoria se había acabado, en esta ocasión se corrió, pero a diferencia de aquellas veces pasadas, en esta ocasión el coliseo no había desaparecido.

Gaaki se levanto, estaba segura de que esto era una ilusión, pero algo en el preocupado rostro de Hahli le dijo que no lo era, Hahli estaba aterrada, en realidad estaban completamente desnudas en el centro de la arena del coliseo, y haciendo el amor, frente a todos los Matoran y Turaga de Metru Nui.

Entonces Gaaki ya no podía detenerse, a diferencia de Hahli, aun cuando esto fuera o no el coliseo de Metru Nui, ella ya no podía contener su perverso deseo de hacer el amor con Hahli, fue entonces que la Toa Hagah de Agua puso su vagina sobre la cara de Hahli, quien aun se sentía con ganas de continuar, aun con lo que sucedía a su alrededor.

Ya no les quedaba mas consuelo que tenerse la una a la otra, eso es seguro, pero si estas ilusiones las habían llevado al coliseo de Metru Nui a montar un espectáculo lesbico ante toda la ciudad, por lo menos se asegurarían de disfrutarlo, por lo que Hahli continuo lamiendo la vagina de Gaaki hasta que esta Toa también se corrió.

Las Toa se sentían mas sucias que antes, ahora ya habían terminado, pero había algo raro que Hahli noto, su armadura, Hahli intentaba buscar algo para tapar su cuerpo, pero la armadura no estaba, lo que significaba que en realidad se encontraban dentro de otra ilusión, por lo que Hahli se encargo de convencer a Gaaki, quien tampoco encontró sus pertenencias, ambas Toa se autosugestionaron, mostrándose a si mismas que no se trataba de otra cosa mas que de otra ilusión.

Y así fue, la escena se volvió a disolver, solo para terminar como estaban, desnudas en la gran barrera, Makuta había fallado en su misión de hacerlas sentir mal y ahora ardía en cólera, las dos Toa habían encontrado la forma de olvidar sus problemas, aun ante la adversidad, habían escapado por minutos de su reino de oscuridad y sufrimiento.

Si, las dos Toa por fin habían encontrado la forma de escapar de las ilusiones de Teridax, una fuerza que ni el mismo Makuta sospechaba que pudiera existir.

Fin.

Escrito por Datavoltus
Bien, otro de Gaaki con Hhali, para ponerle mas ceresas al pastel, espeor les guste.
No comments have been added yet.

Add a Comment: